O IDHM

O IDHM é obtido pela média geométrica dos três subíndices das dimensões que compõem o índice: longevidade, educação e renda.

Dimensión longevidad

Vida larga y saludable

En el IDHM, esta dimensión se mide en función de la esperanza de vida al nacer.

Componentes de la dimensión longevidad del IDHM
La dimensión longevidad del IDHM refleja la esperanza de vida al nacer, es decir, la cantidad promedio de años que vivirían los habitantes de un lugar determinado —municipio, unidad federativa (UF), región metropolitana (RM) o unidad de desarrollo humano (UDH)— a partir del nacimiento si se mantienen los índices de mortalidad observados en cada período.
¿Qué mide este indicador?
La esperanza de vida al nacer puede considerarse un indicador de longevidad, pues sintetiza en una sola cifra el nivel y la estructura de mortalidad de una población.
¿Por qué este indicador?
La esperanza de vida al nacer sintetiza las condiciones sociales, de salud y de salubridad de una población al considerar los índices de mortalidad de sus diferentes rangos de edad. El indicador incluye todas las causas de muerte, tanto las enfermedades como las causas externas, tales como los episodios de violencia y los accidentes.
¿Cómo se calcula este indicador?
Los indicadores propuestos para el bloque demográfico del Atlas de Desarrollo Humano en Brasil, incluida la esperanza de vida al nacer, no pueden extraerse directamente de los datos de los censos demográficos, por lo que se debe recurrir a técnicas indirectas de cálculo. Para ello, se adoptaron los métodos desarrollados por William Brass (1968), tanto para la mortalidad infanto-juvenil en los indicadores de longevidad y mortalidad como para calcular la tasa de fecundidad total. Sin embargo, cabe señalar que hubo que adaptar estas técnicas para poder aplicarlas a áreas con baja densidad demográfica de muchos municipios y territorios intramunicipales. Esta adaptación estuvo a cargo del profesor José Alberto Magno de Carvalho, del Centro de Desarrollo y Planificación Regional (Cedeplar), de la Universidad Federal de Minas Gerais (UFMG). Por lo demás, para aplicar esta metodología se requiere una función de mortalidad estándar. Lo ideal sería conocer el patrón de mortalidad de cada población analizada. Cuando este se desconoce, se utilizan tablas modelo de mortalidad, o bien la tabla de mortalidad de una población determinada cuyo patrón de mortalidad se considere similar al de la población analizada. En el caso de los municipios y UDH brasileños se usaron como patrón tablas generadas para los niveles de agregación de sus respectivos estados. Para los años 1991 y 2000 se utilizaron como patrón de mortalidad las tablas desarrolladas por el mismo Cedeplar para los estados brasileños sobre la base del censo demográfico de 1991 y las encuestas nacionales por muestra de hogar (PNAD, en su sigla en portugués) de la década de los noventa. Para el año 2010, también se utilizaron las tablas elaboradas por el Cedeplar, que en este caso ya incorporan los resultados del Censo Demográfico de 2010.
Limitaciones
La principal limitación de este indicador estriba en el hecho de que se desconocen los patrones de mortalidad de las divisiones espaciales, que carecen de estadísticas de vida fidedignas. Esta laguna se colmó, tanto en el caso de los municipios como de las UDH, adoptando el patrón de mortalidad del estado, determinado por las tablas de supervivencia desarrolladas por el Cedeplar y la UFMG para cada una de las unidades federativas. Se reconoce que esta decisión no carece de importancia. Las mismas disparidades reflejadas en las tablas de supervivencia, desarrolladas por el Cedeplar/UFMG y la UFMG, para cada una de las unidades federativas.
Coeficiente de las variables
El cálculo general del índice conlleva apenas una variable con coeficiente 1.
Comparación y ajustes a partir del IDH Global
Para la dimensión longevidad, el IDHM se basa en el mismo indicador que el IDH Global.
Fuente de los datos
Censo Demográfico del IBGE

La tabulación de los censos demográficos desde 1970 permite emplear la técnica de cálculo de Brass al proporcionar los datos necesarios para calcular los indicadores de fecundidad —nacidos vivos durante los 12 meses anteriores a la fecha del censo (fecundidad corriente) y total de nacidos vivos (fecundidad retrospectiva o parto) — y de mortalidad — total de hijos nacidos vivos y total de hijos a la fecha del censo— por rango de edad de las mujeres.
Indicadores de apoyo para el análisis de la dimensión longevidad del IDHM
Se pueden utilizar dos bloques de indicadores del Atlas de Desarrollo Humano en Brasil para evaluar las condiciones de salud de la población. El primer bloque, compuesto por indicadores de longevidad y mortalidad, incluye la tasa de mortalidad infantil, las probabilidades de muerte hasta los 5, 40 y 60 años y la esperanza de vida al nacer. El segundo comprende la tasa de fecundidad total. La tasa de mortalidad infantil refleja la importancia de las condiciones socioeconómicas del área geográfica a la que pertenece el recién nacido. Mientras más desarrollada sea una región, mayor es el peso de las causas endógenas en la mortalidad infantil, determinadas por los riesgos de mortalidad neonatal (primeros 28 días de vida). En las regiones menos desarrolladas, a las causas endógenas se suman, de manera determinante, las causas exógenas, entre ellas la desnutrición y las enfermedades infecciosas y respiratorias. Las probabilidades de muerte reflejan privaciones en distintas etapas de la vida en las que inciden negativamente diferentes causas. El comportamiento de la tasa de fecundidad total está relacionado con las transformaciones ocurridas en la población brasileña durante la llamada transición demográfica, cuando la rápida caída de los niveles de fecundidad incidió en la densidad demográfica y se tradujo en una nueva configuración nacional en términos de estructura de edades.
¿Cómo se calcula la dimensión longevidad del IDHM?
El procedimiento adoptado para convertir en índice de longevidad el indicador de esperanza de vida al nacer, cuya unidad son los años de vida, consistió en elegir parámetros máximos y mínimos que normalizaran el indicador mediante la siguiente fórmula: I = (valor observado – valor mínimo) / (valor máximo – valor mínimo).

Se adoptaron los mismos valores máximos y mínimos incluidos en el IDHM en sus ediciones anteriores:
• Máximo: 85 años • Mínimo: 25 años

Así, si un municipio, UF, región metropolitana o UDH tiene una esperanza de vida al nacimiento de 70 años, su IDHM Longevidad será: (70 – 25) / (85 – 25) = 45 / 60 => IDHM Longevidad = 0,750.